Blogia
Crónicas navarras de Fernando José Vaquero Oroquieta

Si gana ETA, pierde la democracia

Si gana ETA, pierde la democracia

El martes 24 de mayo de 2001 se desarrolló en Pamplona la primera de las jornadas “Sociedad libre y terrorismo” organizadas por la Fundación sociocultural Leyre.

 

Así, fue presentado en público el libro La ruta del odio. 100 respuestas claves sobre el terrorismo, de Fernando Vaquero Oroquieta.

 

La presentación de los ponentes corrió a cargo de D. Pascual Tamburri, historiador, redactor de Elsemanaldigital.com, por parte de la Fundación Leyre.

 

Inició el turno de intervenciones Dª. Inma Castilla de Cortázar, presidenta del Foro Ermua y Decana de Medicina de la Universidad CEU – San Pablo de Madrid.

Denunció, en primer lugar, la escandalosa negociación que el Gobierno está manteniendo con ETA, cuyo precio es desconocido. Prueba de ello es cómo el Tribunal Constitucional, de naturaleza eminentemente política, ha dado paso a la expresión política de ETA, BILDU.

Tras repasar la tortuosa reciente historia de la lucha antiterrorista, afirmó que si ETA ha sobrevivido lo ha sido por haber disfrutado, globalmente considerado este periodo, de una casi absoluta impunidad.

ETA-BILDU, aseguró, “están deslegitimados, pues persiguen sus objetivos de siempre, por los que han asesinado y extorsionado a toda la sociedad española: ellos no se han movido”. Y, ante el cortoplacismo de los políticos, es la ciudadanía la que de nuevo tendrá que movilizarse. “Es un problema político, que no partidista”, aseguró. “Si ETA gana, se acabó la democracia”, concluyó.

 

Le siguió D. Salvador Ulayar, victima del terrorismo y colaborador de Voces Contra el Terrorismo.

Partió de una convicción personal: “Hay batallas morales que hay que dar. Por eso estoy en esta mesa”. Y más cuando se ha retrocedido 15 años en la lucha antiterrorista.

Denunció falsos tópicos, tales como que los terroristas están locos, o que esto no se acaba por que no lo quieren los políticos. Tales excusas son el fruto de la pereza intelectual o de una cobardía moral.

Comparte la afirmación insistente del libro presentado en el sentido de que hay ideologías que sustentan a los terroristas. No se trata de un fácil modus vivendi, sino de una opción de rentabilidad política por la que están dispuestos a asesinar y a sufrir para ello.

Denunció la pretensión de que se olvide el pasado: un tiempo reciente en el que “asesinaron y atentaron no sólo contra las víctimas directas e indirectas, sino contra toda la nación española”.

“Quieren enterrar a los muertos, pero no se puede enterrar el pasado”. Y el presidente José Luis Rodríguez Zapatero quiere que les salga gratis a los terroristas. Por ellos, “las víctimas quieren justicia política”, según la fórmula de Aurelio Arteta, pues han perpetrado delitos políticos contra toda la sociedad, destrozando la convivencia y tantos otros bienes públicos.

Tras manifestarse en contra de una culpabilización de las víctimas, lo que sucede a su juicio cuando se les plantea que perdonen a los terroristas, pidió que se les proteja de una carga que no les corresponde.

En el contexto actual, de retroceso en la lucha antiterrorista, hizo propia la afirmación de Primo Levi: “Siempre nos quedará la libertad de no dar nuestro consentimiento”.

Por último, explicó que “pedir justicia no es querer venganza. Las víctimas no se han tomado nunca la justicia por su mano. Pero pretender destrozar a ETA desde la legalidad democrática es tratar de destrozar al odio y al terror”.

 

Fernando Vaquero, autor del texto, en su larga exposición, afirmó que “el terrorista se transforma en una especie de zombi, cuya afectividad y todos sus procesos humanos son distorsionados por el virus de la utopía; lo que deriva en la destrucción del “otro”, ya sea entendido como enemigo de clase, de la construcción nacional, de la raza elegida… ciertamente, en ese recorrido deberá experimentar varias etapas y desarrollar varios mecanismos psicológicos: la transferencia de la responsabilidad de sus crímenes al líder o al objetivo final de su utopía; las deshumanización o extrema cosificación de las víctimas; y la transferencia de culpabilidad a la propia víctima. En todo ese proceso juega un papel decisivo la manipulación del lenguaje”.

Aseguró que muchos análisis sobre el terrorismo “evitan tocar un tema tabú: las complicidades ideológicas, intelectuales y políticas con el terrorismo. Sea como justificación ideológica (son unos chicos un poco equivocados, pero son nuestros chicos; como persiguen objetivos políticos, habrá que escucharlos); sea en permisividad por cobardía y cortoplacismo; ya por instrumentalización (unos mueven el árbol y otros recogen las nueces).

Concluyó asegurando que “la respuesta de una sociedad y de un Estado al terrorismo es termómetro de su salud colectiva, expresión muy concreta de sus valores morales. Aunque según los estudios demoscópicos ya no constituya una de las preocupaciones más acuciantes de los ciudadanos -¡qué corta memoria la nuestra!- esa respuesta cuestiona las bases de nuestra convivencia: coloca en la lupa del análisis y de la movilización, la textura y consistencia de la vida en común y de nuestra viveza humana”. Por ello, “desde la esperanza en el cambio personal y colectivo, no hay otra salida que la resistencia. No hay atajos. Apoyo y escucha de las víctimas; fortalecimiento de la moral ciudadana; combate cultural; reconstrucción constante del movimiento cívico;  interpelación y vigilancia de los políticos; denuncia de los atropellos y desenmascaramiento de las coartadas ideológicas de terroristas, cómplices y oportunistas; lucha legal; trabajo doctrinal...”.

 

A su intervención siguió un largo y denso debate, en el que se expusieron experiencias personales, reflexiones políticas y análisis electorales.

 

La próxima sesión de las jornadas tendría el miércoles 25 de mayo en el Hotel Tres Reyes, Salón Cristina (Jardines de la Taconera, 1) de Pamplona.

Bajo el título de “La actual negociación con ETA”, Dª. Inma Castilla de Cortázar, presidenta del Foro Ermua y Decana de Medicina de la Universidad CEU – San Pablo de Madrid disertó al respecto, previa presentación a cargo de D. José Manuel Ayesa. Expresidente de la Confederación de Empresarios de Navarra y Vicepresidente Foro Ermua.

 

http://www.revistahuellas.org/default.asp?id=418

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres