Blogia
Crónicas navarras de Fernando José Vaquero Oroquieta

Proyección social de la derecha populista española: institucional, sectorial, sindicalismo, acción social, Memoria, brotes verdes (6)

Proyección social de la derecha populista española: institucional, sectorial, sindicalismo, acción social, Memoria, brotes verdes (6)

Consideraciones previas

La realidad social en España del conjunto de organizaciones que podrían integrar, en cierto modo, el espectro político de lo que en Europa se conoce como “derecha populista”, con todas las críticas y limitaciones del concepto –insistimos-, trasciende la mera presencia pública y mediática de la sopa de siglas que hemos descrito en los dos artículos precedentes.

Esta circunstancia no es diferente de lo que puede observarse en el resto de Europa; pero a un nivel de “escala” proporcional a su representación política.

Queremos destacar, en primer lugar, cómo el concepto de “derecha social”, que se ha empleado por ciertos politólogos y comentaristas para enmarcar la realidad humana de una derecha muy plural en sus expresiones e idearios, es una acepción sociológica, más allá de su concreción política, que expresa la existencia de unos sectores sociales no asimilables inevitablemente al Partido Popular, y que pudieran encajar, no sin reservas y al menos una parte sustancial de la misma, en la neo-categoría política de “derecha populista”. Son diversas franjas ciudadanas, plurales, heterogéneas, las que se vienen movilizando, en ocasiones, sin una dirección estratégica concreta y que, procediendo incluso de la izquierda o la indiferencia política, se desaniman al comprobar que apenas ningún partido con “poder real” asume sus necesidades.

Así, al creciente número de electores propios desencantados por las políticas del Partido Popular, que podríamos definir como derecha ideológica (liberales, conservadores, moderados…) se suman: la pequeña franja del electorado clásico de la extrema derecha nunca asimilada; los padres de familia castigados por la legislación derivada de las políticas de género impulsadas por el PSOE de Rodríguez Zapatero y sostenidas por los populares (y que únicamente han sido cortejados desde UPyD); defensores de la vida humana (desde la concepción hasta la muerte) decepcionados con la tibieza de las políticas populares; los pequeños comerciantes arruinados o en callejón sin salida por las políticas horarias de comunidades comandadas desde el Partido Popular en beneficio de las grandes superficies (la fragmentación de las asociaciones de “autónomos” es fruto de la desarticulación de este tejido social tradicional); los jóvenes “ni-ni” frustrados por un mercado laboral precario e incierto futuro en feroz competencia de inmigrantes –legales o no- desesperados y prestos a cualquier condición laboral; los jóvenes titulados y profesionales ya veteranos, obligados a emigrar para encontrar trabajo cualificado inexistente en España; los jubilados de rentas inferiores que año tras año pierden capacidad adquisitiva y cuyo futuro pasará por residencias de condiciones materiales y atención humana en ocasiones deplorables (una de tantas lagunas sociales apenas “visibilizada”); funcionarios desencantados por unas prácticas de personal politizadas y serviles a la partitocracia de turno y el control sindical; consumidores y usuarios a los que se ningunea pese a una legislación garantista farragosa e incumplida en tantas ocasiones; proveedores de las administraciones públicas que ven cómo sistemáticamente se aplazan las percepción de retribuciones; múltiples afectados por la lentitud incomprensible de la Justicia española, en sus diversas jurisdicciones, en contraste con la celeridad con que actúa cuando existen intereses oligárquicos por medio; clases medias acosadas y empobrecidas a causa de tan alta y progresiva tributación; víctimas de los abusos bancarios (preferentes, hipotecas sobrevaloradas…); sencillos patriotas atónitos ante la pasividad del Gobierno antes los ataques secesionistas y la destrucción de la identidad cultural española; etc.

¿¡Y qué decir, ya, de las víctimas del terrorismo, manipuladas, ninguneadas, movilizadas hasta la extenuación física y moral…!?

Un voto de protesta creciente y a canalizar... De hecho, son muchos los que quieren encabezar semejante manifestación. Así, desde la extrema izquierda se tienden cañas hacia esas aguas revueltas; también desde UPyD, en Cataluña Ciutadans, y su Movimiento Ciudadano en el resto de España.

Ciertamente, tales sectores no alimentan indefectiblemente a una derecha populista, pero en otros países, en buena medida, franjas sociales análogas han contribuido a su configuración. Y hemos excluido a los pequeños agricultores, pues, lamentablemente, son una especie en vías de extinción…

Existen, ciertamente, plataformas ciudadanas, organizaciones de consumidores y usuarios, de afectados (por las hipotecas, por expropiaciones, etc.), que se vienen movilizando y que no necesariamente han sido captadas por el movimiento contestatario del 15-M, ni por la extrema izquierda que lo ha parasitado. En definitiva: ese voto protesta está, en buena medida, por concienciar, configurar y canalizar.

Otro fenómeno creciente –en el ámbito de la opinión pública- es el de las plataformas digitales de recogidas de firmas para campañas de carácter reivindicativo vía internet. Change.org («¡Por una verdadera participación ciudadana en los asuntos públicos!»), y Avaaz.org (conforme su web, «significa "voz" en varios idiomas europeos, asiáticos y de Medio Oriente, nació en el 2007 con una misión simple y democrática: movilizar a los ciudadanos del mundo para cerrar la brecha entre el mundo que tenemos y el mundo que la mayoría de la gente quiere»); ambas desde la izquierda. HazteOir.org (HO, «La participación útil a favor de la dignidad humana y la libertad»), desde una postura más de derecha clásica. Algunas voces, que pueden enmarcarse en tan discutida como discutible “derecha populista”, han acusado a ciertas entidades de tan novedoso sello, de servir de coartada del Partido Popular: por “secuestrar” y “parasitar” el voto católico y más conservador. Seamos concretos: nos referimos a Hazte Oír. Pero la respuesta se impone: desde el exterior no se les puede determinar una línea de ruta. O se monta una estructura alternativa, o se participa en HO en simbiosis táctica de intereses y medios tácticos; si ello es posible y hay voluntad.

Debemos insistir en otra cuestión. La que desarrollaremos en este capítulo de la “proyección social populista” (en dos entregas sucesivas dada la extensión con que finalmente se nos ha expuesto al estudiarla) es una caracterización no exhaustiva, muy delicada y no exenta de riesgos y errores; que seguro cometeremos desde los límites de nuestro trabajo y, en algún caso, por una información deformada. Así, por ejemplo -y que nadie busque segundas intenciones ni intereses de terceros- sería un error descomunal calificar a AUSBANC (Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios) de entidad populista a causa de la militancia juvenil de su directivo y fundador Luis Pineda. Aunque fuera dirigente del Frente de la Juventud, en su última etapa y captara sus primeros socios en ambientes “azules”, hace muchos años ya que el mencionado se encuentra alejado psicológica, afectiva y políticamente de todo aquello. AUSBANC, pues, no es derecha populista. Otro asunto es que una entidad análoga pudiera haber sido fundada –hipotéticamente- con una línea neta de derecha populista. No es el caso.

Esta circunstancia viene a plantear varios matices.

“Todos tenemos un pasado”: ¿no se dice así, coloquialmente, hoy día, en todos los ámbitos de la vida afectiva y social? ¿O no fue Jorge Verstringe un militante neonazi? ¿Y José Barrionuevo, el ministro de los GAL, activo tradicionalista de la AET? ¿No participó activamente el ex-presidente Aznar en el FES, al igual que el actor comunista Juan Diego, cofundador –incluso- del grupo según algunas fuentes? ¿No desfilaba, todo ufano y uniformado de cabeza a los pies, como responsable de Fuerza Joven en Andalucía, en multitudinarias manifestaciones, José María del Nido, ex-presidente del Sevilla tantos años y, hoy, convicto en capilla? Y si mencionáramos las figuras relevantes de la política y otras dimensiones de la vida pública que un día militaron en la extrema izquierda marxista-leninista (algunos llegaron a ser ministros con Aznar): ¡serían legión!

Si en algo ha existido unanimidad –en los planos político, social y mediático- a lo largo de estos años, ha sido en la demonización de una descalificada a priori, y poco definida no obstante, extrema derecha: sus ideas, sus diversas expresiones sociales… y llegando, en ese trato denigratorio, al mismísimo plano personal; estigmatizando y marginando a personas de todo tipo. ¿Por su asociación a la violencia, al franquismo, a la Era de los dictadores? Maniobra extendida, por cierto, al conjunto de la siempre mencionada peyorativamente como “la derecha”. ¡Pocos insultos más graves que el de fascista…! Y de paso, se incluía en el “saco” a cualquier forma de disidencia no originada ni asimilable por el sistema imperante. Por el contrario, indiferencia acrítica ante esa “legión” de antiguos marxistas-leninistas; algunos de los cuales coquetearon, cuando no directamente militaron, en grupos terroristas.

Los comunistas y ex-comunistas nunca piden perdón, ni reconocen errores: es más, se sienten superiores en moral y capacidad de juicio; de todo y sobre todos. Defecto que comparten con el conjunto radical-progresista. A lo sumo “explican” los genocidios perpetrados por Lenin, Stalin, Mao, Pol Pot, Mengistu, y demás monstruos, como frutos desviados en aras del verdadero y deseable comunismo (¡todavía nunca aplicado!). Pero, debe objetarse desde la razón, si en su ideología anidan las semillas del totalitarismo, el terrorismo y el genocidio, por muchas piruetas dialécticas y sofismas que elaboren (y lo han hecho a nivel enciclopédico y de vulgata), no pueden justificarse moral, ni política, ni históricamente. Y, ante los siempre señalados paralelismos entre comunismo y fascismos: ¿es justo y científico-histórico asimilar nacional-socialismo y fascismo? ¿Y fascismo con franquismo? El fascismo, a su vez, ¿está más próximo al liberalismo o al socialismo? Socialismo y fascismo, ¿son ambos frutos “inevitables” de la modernidad? Y más específicamente en el campo de la izquierda: ¿todos los socialismos son equivalentes?, ¿son análogos, acaso, socialdemocracia y comunismo, o participan de un mismo “humus” ideológico? ¿Existe un debate real, libre y honesto, o se repiten dogmas “políticamente correctos” de manera acrítica, cómoda y repetitiva?

Si comunismo y nazismo fueron doctrinas totalitarias, que practicaron el terrorismo en diversas fases y dimensiones, y en consecuencia lógica de sus irracionales presupuestos desplegaron genocidios de dimensiones apocalípticas, ¿acaso, unos, comunistas y socios, los ejecutaron “desde la buena intención”, y otros, nazis y colaboradores, “desde una voluntad demoníaca”? Absurdo. Ese planteamiento, subyacente en muchas de las imposturas radical-progresistas, es, simplemente, aberrante e insostenible.

Si el “políticamente correcto” dogma del respeto a todas las opciones, a todas las ideologías, a todas las tendencias, tiene una excepción (nada menos que toda “la derecha”)… irracional pero táctica, algo pasa: una contradicción del sistema, una grieta en el pensamiento políticamente correcto, una incongruencia de la construcción radical-progresista. ¿No será, además de elementales errores lógicos, que muchos tienen un pasado que hacerse perdonar? ¿No serán meras pereza y cobardía intelectuales? ¿No será, incluso, por un miedo atávico a una alternativa real al sistema corrupto actual?

Tras estas disquisiciones, que nos llevarían mucho más lejos, pasemos a ver algunas dimensiones sociales de tan nebuloso espacio político; lo que nos llevará la presente y siguiente entrega.

Presencia institucional

No más de un centenar de concejales, en toda España, pueden estar, ahora mismo, vinculados a alguno de los grupos políticos mencionados en los dos artículos anteriores; tratándose de la única presencia político-institucional que ha obtenido tan heterogénea área. Y, en su mayoría, encuadrados en Plataforma por Cataluña: en torno a 65. Le seguiría Alternativa Española, con una quincena. El resto se lo reparten DNE, E 2000, PxL, Soluciona, MSR… Muy poco, ciertamente, pero mucho más que lustros atrás sumando todos los electos de los grupitos de la extrema derecha clásica y los nacientes partidos identitarios. La cuestión de la presencia municipal, en la teoría, siempre ha sido muy atendida por los grupos en cuestión. Todos tenían en mente la experiencia francesa, recordando que Jean Marie Le Pen inició su crecimiento a partir de pequeños éxitos municipales en Bretaña…. Y el “capote” socialista (cambios legales electorales oportunistas y supuesta financiación) dirigido a fragmentar a su enemiga derecha tradicional (gaullistas, liberales y democristianos). Además de este crecimiento relativo, debe destacarse otra apreciación: de ser concejales inequívocamente falangistas, en su origen, y perdidas sus “plazas” fuertes, los nuevos ediles han pasado a ser de naturaleza “identitaria”. Acaso ello indique que, en la ínfima incidencia política del fenómeno, la fórmula “identitaria” y “antiinmigración” está conectando mejor con los electores (recordemos el mencionado y supuesto “relevo” generacional experimentado en el área).

Entidades sectoriales

Existe cierta presencia sectorial, bien propia de partido, bien de carácter transversal, al agrupar activistas de procedencia “populista” en sectores o actividades “especializadas”. Es el caso del elevado número de militantes implicados en las asociaciones pro-vida, generalmente a título individual, especialmente los más moderados de esta área.

.- Los activistas de la Comunión Tradicionalista Carlista, según veíamos, han estructurado una Liga Tradicionalista como instrumento de generación de sinergias, intercambio de experiencias, etc., en diversos ámbitos; incluidos el juvenil y el de educación en los valores de la Tradición: Cruz de Borgoña, por ejemplo. Y en el ámbito de la Secretaría política de Don Sixto radican las Juventudes Tradicionalistas, cumpliendo análoga finalidad.

.- En el ámbito estudiantil, al declive de los grupos universitarios falangistas (FES, SEU) le ha sucedido la aparición de asociaciones alternativas ideológicamente transversales: Solución Universitaria Independiente (que no cuajó) y la actual Respuesta Estudiantil, con presencia en una veintena de universidades, varios locales abiertos (TNT, acaso, sea el más paradigmático), un diario digital, “El occidental”, participación en grupo en diversas manifestaciones, etc.).

.- La madrileña Unión de Abogados, que no ha rehuido su participación en diversas elecciones y vicisitudes colegiales, agrupa a un número relativamente importante de letrados falangistas, entre los que destaca Alberto Gugel.

.- El denominado sindicato Manos Limpias, desde los medios de comunicación generalmente calificado como de “extrema derecha”, sigue dirigido por Miguel Bernad, quien fuera secretario general del Frente Nacional de Piñar en 1994, y candidato para las elecciones al Parlamento Europeo. Ya en 1994, Bernad funda Manos Limpias, al que no se conoce actividad sindical, pero sí una intensa vida judicial mediante su denuncia sistemática de corruptelas de todo tipo. ¿Un ejercicio de populismo? Acaso, pero de no existir corrupción tan generalizada, fruto de las prebendas de la oligarquía partitocrática y sindical, maridada no pocas veces con los poderes económicos, Manos Limpias no tendría razón de ser. Y ahí sigue, afortunadamente.

.- En el mundo del excursionismo, la educación en valores y el ecologismo, también han surgido iniciativas de desigual calado. Así, Hispania Verde es la sección ecologista del Movimiento Social Republicano. FE de las JONS, por su parte, mantiene su “Grupo de Montaña Leones de Castilla”. Mencionemos aquí, por último y con muchas reservas, a algunas asociaciones locales de ideario scout, nacidas al calor de la histórica y apartidista Organización Juvenil Española (OJE), cuyo ideario era un delicado fruto destilado desde el más sintético pensamiento joseantoniano.

.- El gimnasio, para muchos jóvenes de hoy, forman parte de su identidad. El que abrió Juventud Nacional de Valencia, allá por 1984, acaso fuera una de las primeras experiencias pioneras en este sentido. Y Vieja Escuela de Madrid, especializado en boxeo, muay thai y kickboxing, sea de las más recientes; si bien acaso haya cambiado de titularidad.

.- Y podríamos mencionar, también, las numerosas secciones juveniles de la sopa de sigla referida en los dos textos anteriores…

Nos referiremos, ahora, a modo paradigmático, a dos entidades muy diversas.

.- Gallos de Marzo. Agrupa a antiguos militantes de las Falanges Juveniles de España (juventudes de la Falange de Fernández Cuesta y Márquez Horrillo). Alguno de sus impulsores está vinculado a Falange Auténtica. Es modelo de un tipo de entidades que ocasionalmente surge, para desaparecer antes o después, a modo de mixtura de “cuartel de invierno”, tertulias de invocaciones nostálgicas y legítimas e imprecisas ganas de “hacer algo”.

.- España y Libertad. Fue una plataforma, de voluntad transversal y populista, constituida a partir de los contactos e ideas nacidas desde la publicación Minuto Digital; pionera en internet de la derecha populista, dirigida por Santiago Fontela. Agrupó entidades muy diversas, algunas de ellas puramente nominales, siendo la hiperactiva y carismática Yolanda Couceiro Morín su alma mater. Impulsó actos patrióticos, acompañó a las víctimas del terrorismo, se personó en diversos intentos unitarios y, en último lugar, apoyó Vía Democrática, una de las escisiones de Plataforma por Cataluña. Su vocación de constituirse en el germen de una derecha populista, al modo europeo, le llevó a promover el concepto “nacional-liberal”; no lo consiguió, por lo que finalmente, tras varios años de frenética actividad, se disolvió hacia 2010.

Presencia sindical

El terreno sindical -predeterminado por una normativa análoga, en términos de representación y financiación, a la de los partidos políticos- es muy hostil a cualquier presencia que se escape al cuasi monopolio sindical establecido por UGT y CCOO. Hay ciertas excepciones, que participan, aunque en menor medida, de las prebendas del sistema: los sindicatos radicales de extrema izquierda, los nacionalistas, la anarcoposibilista CGT (acaso tercera fuerza sindical), y los independientes (USO y CSIF). En este panorama, los militantes de ideas patrióticas, populistas y similares, intentan trabajar preferentemente en sindicatos en los que, al menos, no se les hace la vida imposible; menos ideologizados y con menor vocación de comisariado coadyuvante del régimen actual. Y en otras ocasiones, algunos destacados militantes “disidentes” han sido denunciados y hasta perseguidos por su capacidad de liderazgo en organizaciones de clase, siendo acusados de infiltrados y otras lindezas. En internet pueden encontrarse, en foros de extrema izquierda, algunos ejemplos significativos de tales “marcajes”. En cualquier caso, y más allá de esos casos personales, y desaparecidas las diversas siglas que a lo largo de la Transición trataron de desarrollar un modelo sindical alternativo (FNT, ASNT y CONS), al menos tres grupos tratan, con muchas dificultades, de abrir brecha en este monolítico y duro terreno.

.- La Unión Nacional de Trabajadores (UNT) nace desde FE de las JONS, hacia 1978, habiendo conseguido algunas secciones sindicales y delegados; desarrollando cierta presencia y propaganda (en Madrid y Valencia, particularmente) en un crecimiento voluntarioso muy lento. Su presidente nacional es Jorge Garrido San Román.

.- Trabajadores Nacional Sindicalistas (TNS) es la sección dedicada al mundo del trabajo de La Falange. Con vocación de constituirse en verdadero sindicato, repasando su última memoria anual se observa que no logra despegarse de ser poco más que una oficina dedicada a la tramitación de jubilaciones y otras consultas legales. Carlos Rodríguez, como Jefe Nacional, y Jesús Muñoz (Jefe de Información y Prensa) lideran, con voluntarioso activismo, este proyecto caracterizado por una propaganda marcada por el lenguaje más clásico del nacional-sindicalismo.

.- La Unión Social de Trabajadores (UST) es el instrumento desde el que el Movimiento Social Republicano (MSR) intenta atraer a los trabajadores a su programa de “socialización”; si bien de una manera externa, dada la impermeabilidad del actual régimen sindical.

En suma, unos intentos muy desiguales que evidencian la dureza del ambiente sindical y la soledad y hostilidad a la que se enfrentan los trabajadores de convicciones disidentes a los de la mayoría “sindicalmente correcta”.

Acción social

La dimensión práctica, del griego –nihilista y pagano- Amanecer Dorado, que más llamó la atención de los analistas del fenómeno, y de no pocos simpatizantes allende sus fronteras, fue la acción social desplegada en auxilio de “griegos” empobrecidos, a través de entrega de alimentos, asistencia médica, alojamientos…

En España han empezando a desarrollarse algunas prácticas análogas, muy incipientes y locales, carentes de las infraestructuras, financiación y estrategias características de las, hasta ahora, generosamente financiadas, especialmente desde las arcas públicas, ONG`s españolas.

.- No obstante, hay que destacar que antes de ese fenómeno griego -además de tantos y tantos voluntarios implicados en labores asistenciales y caritativas de la Iglesia procedentes del área que venimos estudiando- el grupo falangista madrileño Poesía que Promete ya desarrolló algunas iniciativas en este sentido, en unos momentos en que la crisis todavía era negada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Y, en parte relacionado con algunos ambientes azules, destaca hoy día la reciente entidad SOS España.

.- Por su parte, Socorro Blanco es la entidad tradicionalista que tiene como fin «ayudar a las personas que se encuentren perseguidas, encarceladas, multadas, aisladas o solas por defender los valores de la Tradición».

.- Españoles en Acción es «una ONG sin ánimo de lucro destinada a ayudar a las familias españolas en situación de extrema necesidad» con Sede en Alcalá de Henares. Y el Hogar María Luisa Navarro es un amplio local de Valencia que cuenta con alojamientos para personas “sin techo”. Ambas son iniciativas desarrolladas desde España 2000.

.- Banco Social está impulsado, lo vimos, desde Alianza Nacional.

.- Y la denominada Comisión social del Movimiento Social Republicano, despliega campañas análogas a las anteriores en su ámbito de influencia.

Un campo de trabajo, en suma, incipiente, pero que, dado el contexto de crisis progresiva y empobrecimiento, puede generar un nuevo tejido de relaciones humanas, formas asociativas y de cooperación alternativas; y que seguro contará con vetos y negativas de apoyos por supuestas fórmulas de segregación asistencial.

Memoria Histórica

La memoria histórica viva de la España nacional la encarnaban los excombatientes y su Confederación. Sus últimos supervivientes vivirán con dolor todas las acciones encaminadas a destruirla; también en lo que se refiere a monumentos, lugares comunes de la historiografía, en los medios de comunicación, la enseñanza… De ahí, acaso y en parte, la edición de tantos volúmenes de recuerdos y de carácter autobiográfico que reivindican la limpieza y honorabilidad de sus motivaciones ideológicas y de sus –en ocasiones dramáticas- experiencias vitales.

Mientras que desde la izquierda y los nacionalismos ha aflorado toda una legión de asociaciones de “recuperación de la memoria histórica”, en no pocas ocasiones alimentadas, además del legítimo interés en localizar los restos de sus familiares queridos, por el revanchismo y el ánimo de borrar otras memorias que no sean las propias; desde los supervivientes y herederos del campo nacional no han sido tan numerosas ni tan concurridas iniciativas análogas o paralelas. Debe señalarse, por otra parte, que desde los poderes políticos dominantes, alimentados por un “humus” cultural igualmente hegemónico, se ha facilitado e impulsado esa floración, criminalizándose o ignorando cualquier otra iniciativa dispar.

De estas iniciativas, señalaremos tres, a modo paradigmático.

.- Fundación de la División Azul. Toma su nombre de la famosa división 250, que combatió en Rusia en la Segunda Guerra Mundial; acaso una de las unidades militares más estudiadas en las últimas décadas a nivel mundial. Fundada en 1991, para caracterizarla, reproduciremos los dos primeros de sus Fines y Objetivos: «a) El estudio, difusión y conocimiento de lo que fue y representó la División Española de Voluntarios, conocida por División Azul, su sucesora la Legión Azul y la Escuadrilla Azul, en la II Guerra Mundial. b) Promover y fomentar estudios, sobre los hechos y motivaciones referidos a dichas unidades voluntarias y a otras unidades y hechos históricos militares». Igualmente, concurren otros fines de carácter asistencial, investigador, mantenimiento del museo, etc.

.- Memoria y Lealtad (MYL) fue la plataforma creada en 2010, en el entorno de algunas de las organizaciones de La España En Marcha, «para defender, frente a la Ley de Memoria Histórica, el derecho y la libertad de los patriotas españoles a honrar la memoria de nuestros caídos y de nuestros héroes en el Valle de los Caídos y en cualquier punto del territorio nacional; igualmente, para difundir con cuantos medios podamos la verdad de cuanto supuso la lucha de los patriotas españoles en la Guerra Civil en contra de la falsa versión oficial promovida desde el Gobierno».

.- La Asociación Para la Defensa del Valle de los Caídos (APDVC). Nace en 2009 de la mano de un grupo de españoles alarmados antes las que entienden como «asombrosos acontecimientos sobre el Valle de los Caídos, monumento erigido en mitad del siglo pasado, como símbolo de reconciliación entre las dos tristemente famosas Españas que se enfrentaron en la guerra civil de 1936». Entienden, además, según su web, que «El Valle de los Caídos, olvidado en atención y mantenimiento por todos los gobiernos de la democracia y hoy salvajemente atacado desde la esferas del poder, es un monumento que consideramos que tenemos la obligación de defender (...)». Por establecen, entre otros objetivos de su razón de ser: la defensa del “Monumento Nacional a los Caídos”« en su conjunto monumental, arquitectónico, ecológico, histórico artístico y religioso»; la «divulgación de la construcción del Valle de los Caídos, y su carácter de reconciliación entre los españoles»; y la atención «a quienes soliciten información sobre los enterramientos en el Valle de los Caídos y gestión de la localización de los restos en la Basílica».

Brotes verdes

En cierto modo, en analogía con la rompedora experiencia de Casa Pound Italia («100 % identitario, 100 % antirracista»), nacida en el neofascismo italiano como dinámica propia “okupa” alternativa a la practicada por la extrema izquierda, han brotado también en España, sin equivalencia en implantación a la mencionada, pero inspiradas en esta original presencia, algunas agregaciones. Su mayor valor radica en una praxis comunitaria original: su capacidad de educación en la militancia, la solidaridad con los empobrecidos, su definición política no partidista, su “autonomía histórica”, el amor a la naturaleza y a la historia patria… Casal Tramuntana de Barcelona, Proyecto Impulso de Castellón, Iberia Cruor de Jaén, la Asociación Alfonso I de Santander, Alternativa Emérita de Mérida, son algunas de estas entidades cuyo mayor valor es su independencia partidaria. Auténticos “brotes verdes” de vocación metapolítica y a largo plazo; siempre que no sean arrastradas a la acción partidista cortoplacista que pudieran “quemarlos”.

 

Dado que la temática es muy amplia, en contra de lo previsto inicialmente, nos vemos obligados a prolongar –por lo que pedimos perdón a nuestros pacientes lectores- y finalizar este estudio de la proyección social de la derecha populista española en la próxima entrega; en la que veremos: fundaciones culturales y entidades análogas, editoriales y librerías, revistas y publicaciones impresas, tendencias musicales, Militaria, Internet y ciberactivismo.

 

+ Artículos anteriores:

La derecha populista europea se organiza (1).

http://latribunadelpaisvasco.com/not/639/la_derecha_populista_europea_se_organiza__1_

Una derecha muy diversa, pero identitaria y euroescéptica, presente en toda Europa… salvo en España (2)

http://latribunadelpaisvasco.com/not/655/una_derecha_muy_diversa__2_

La larga marcha de la extrema derecha española (3)

http://latribunadelpaisvasco.com/not/685/la_larga_marcha_de_la_extrema_derecha_espanola__3_

Una derecha populista española dispersa y fragmentada: nacional-revolucionarios, familias “históricas” (4)

http://latribunadelpaisvasco.com/not/704/una_derecha_populista_espanola_fragmentada__4_

¿Otros populismos en España? Identitarios/antiinmigración; moderados, conservadores (5)

http://latribunadelpaisvasco.com/not/729/_otros_populismos_en_espana__identitarios_antiinmigracion__moderados__conservadores__5_

 

+ Artículo próximo:

Derecha populista española: cultura, editoriales, revistas, música, Militaria, Internet y ciberactivismo (7). 08/01/14

http://latribunadelpaisvasco.com/not/754/proyeccion_social_de_la_derecha_populista_espanola__institucional__sectorial__sindicalismo__accion_social__memoria__brotes_verdes__6_

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres