Blogia
Crónicas navarras de Fernando José Vaquero Oroquieta

¿“Caso Bárcenas o “escándalo Rajoy”?

¿“Caso Bárcenas o “escándalo Rajoy”?

En la jornada de ayer, lunes 15, se produjo una noticia que, afectando a nuestros vecinos galos, está no poco relacionada con tantas otras que -a diario- nos machacan desde los medios de comunicación y que, en su conjunto, ha destapado la profunda crisis moral que sufre nuestra nación: nos referimos a los diversos escándalos relacionados, de una u otra manera, al fenómeno de la corrupción político-financiera.

Así, los 37 ministros y viceministros de François Hollande hicieron público su patrimonio económico, mobiliario e inmobiliario; si bien no mostraron su declaración de renta para proteger la intimidad de sus parejas. Se trata, en suma, de la primera medida de Hollande en respuesta al escándalo protagonizado, días atrás, por su ex-ministro de Hacienda, Jérôme Cahuzac, quien mantenía cuentas secretas en Suiza y Singapur. Su reacción, pues, aunque criticada por la oposición conservadora, ha sido bastante rápida. Y le seguirán otras. Vamos, igualito que en España.

Pero, ya que hemos mencionados a los medios de comunicación, tiene no poco interés reflexionar en torno a algunas cuestiones terminológicas. No en vano, el empleo de unas u otras implica diversos enfoques ante una problemática concreta… que puede predeterminar su conclusión; tratando, incluso de desviar la atención pública.

Volvamos a Francia. El domingo 14 de abril, unos de los grandes diarios galos, Sud Ouest, al igual que los demás de ámbito nacional y regional, dedicó sus primeras páginas al debate originado por ese anuncio de la inmediata publicación de los patrimonios de tan relevantes autoridades políticas. Como información complementaria, incorporaba un texto titulado ¿Qué hacen nuestros vecinos? firmado por Cathy Lafon e ilustrado con una fotografía de nuestro Mariano Rajoy con el siguiente pie de foto: «Tras el escándalo de Rajoy, el Gobierno español presentó un proyecto de ley». Y tras repasar la situación en Europa, terminaba con el siguiente párrafo: «En España, el gobierno lanzó en marzo de 2012 un proyecto de ley sobre transparencia, que actualmente se debate en el Parlamento, a raíz de varios escándalos de corrupción, como el que recientemente atrapó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y otros miembros del Partido Popular».

Pero, ¿no hablamos en España, y a todas horas, del “caso Bárcenas”, del Barcenasgate…?

Nuestros -siempre tan criticados- vecinos franceses lo tienen claro: es el “escándalo Rajoy”. Y aquí, erre que erre. Y Rajoy, poniéndose de perfil, prometiendo uno tras otro, múltiples proyectos de ley de todo tipo. ¡Como si no hubiera ya bastantes! ¡Demasiadas, más bien! Pero es que luego… ¡no se cumplen!

¿No tienen ustedes la sensación de que el árbol nos impide ver el bosque? Y si el árbol es Bárcenas, el bosque es el Partido Popular, en un principio. Pero, en realidad, es todo el sistema de financiación de los partidos el bosque que “tapa” un sistema viciado, oligárquico, hipócrita, antidemocrático; aunque blanqueado, cual sepulcro, por el discurso “políticamente correcto”.

Y, decíamos, si este bosque es el Partido Popular, que es el caso que nos ocupa hoy día -los de Filesa y otros ya son historia-, Mariano Rajoy es su guardabosques.

De modo que, por una vez al menos, nuestros vecinos tienen razón. Llamemos las cosas por su nombre: “escándalo Rajoy”. Y que cada palo aguante su vela. Pero de verdad.

 

Diario Ya, 16/abril/2012

http://www.diarioya.es/content/¿“caso-bárcenas-o-“escándalo-rajoy

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres