Blogia
Crónicas navarras de Fernando José Vaquero Oroquieta

Por qué un especial de Arbil sobre Líbano y Oriente Próximo

Por qué un especial de Arbil sobre Líbano y Oriente Próximo

¿Tiene sentido ofrecer a nuestros lectores de Arbil un “especial recopilatorio” dedicado a la actual crisis de Oriente Próximo que afecta, muy especialmente, al martirizado Líbano? Aquí expondremos nuestras razones.

 

Es una de las grandes noticias del verano de 2006. El enfrentamiento armado entre la organización terrorista Hizbulá, auténtico “Estado dentro del Estado” libanés y atípico interlocutor internacional, peón de los intereses de Irán y Siria, ha podido pillar desprevenidos a algunos observadores. No ha sido nuestro caso.

 

En nuestra revista digital Arbil venimos dedicando espacio y esfuerzos, desde hace bastantes años, con el propósito de ofrecer a nuestros lectores elementos de juicio y claves interpretativas de lo que allí viene sucediendo. Y lo hemos hecho sin negar nuestra identidad católica y nuestra solidaridad con nuestros hermanos libaneses en la fe común y en la fidelidad a Roma.

 

Ya en mayo de 2000 publicamos un texto, El cedro a la sombra del sol sirio: la encrucijada libanesa, en el que se ofrecía un frío análisis de las variables geoestratégicas de la zona; eso sí, especialmente atentos a la suerte de los libaneses. Otros le siguieron. Así recordaremos, entre otros, La retirada israelí del sur del Líbano (Nº 34, junio de 2000), La Iglesia católica y el Líbano (Nº 35, julio-agosto de 2000), y un escrito que alcanzó especial resonancia en medios católicos españoles y extranjeros, Elías Hobeika: espejo de la destrucción del Líbano (Nº 54, febrero de 2002).

 

En esos, y otros, manifestábamos nuestra preocupación por la situación de la cristiandad libanesa, el papel de Hizbulá, la ocupación Siria de Líbano, el impacto del fundamentalismo islámico en la zona, los juegos geoestratégicos de las potencias mundiales y regionales, la historia y esperanzas de las antiquísimas comunidades cristianas árabes, etc.

 

Era inevitable. Antes o después Israel y Hizbulá colisionarían violentamente de nuevo. Ya ha ocurrido. Israel no ha podido aniquilar a Hizbulá, pues tal era su objetivo. Hizbulá ha quedado seriamente dañado en su estructura militar, pero ha alcanzado un prestigio extraordinario entre las masas musulmanas de todo el mundo, siendo Hasan Nasralá uno de sus héroes; lo que también impactará en breve en la política interna libanesa. Mientras tanto, Irán continúa con su calculado programa nuclear y su desafío ante una comunidad internacional atemorizada e impotente. Y Siria no deja de condicionar la realidad libanesa, aunque sus soldados ya no estén allí presentes; reflejo inevitable del sueño baasista de la “Gran Siria” y consiguiente pesadilla de buena parte de los libaneses.

 

Hemos recopilado, por lo tanto, los artículos que hemos considerado más relevantes ya publicados en Arbil al respecto a lo largos de estos años, incorporando además enlaces a otros de temática árabe en general, así como algunos textos inéditos. Es el caso del análisis titulado Delenda est Hizbulá, publicado por uno de nuestros colaboradores en la publicación amiga Páginas para el mes, y el inédito Centralidad y decadencia del Kataeb en la política libanesa del siglo XX.

 

Nos gustaría, por último, proponer a nuestros lectores que esta modesta aportación de Arbil no se agotara en un ejercicio de reflexión intelectual individual. Unamos a nuestras oraciones nuestra solidaridad política y material con las comunidades hermanas libanesas. Cauces magníficos existen de la mano de las numerosas instituciones católicas que operan en Líbano, Siria e Israel. Es lo menos que podemos hacer.

 

Revista digital Arbil, Nº 106, agosto de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres