Blogia
Crónicas navarras de Fernando José Vaquero Oroquieta

Relativismo y Convivencia. Paradigma cultural de nuestro tiempo (*)

Un grueso y apasionante libro aborda, con rigor científico e intelectual, las bases culturales del malestar de nuestra época. El relativismo, base de una convivencia colectiva apoyada precariamente en un vacío ético que ignora las grandes preguntas de todo hombre y las respuestas tradicionales a las mismas, es el “agujero negro” en torno al que orbitan, sin ser atraídas, unas alternativas sugestivas y humanizadoras.

 

Este extraordinario libro –tanto por los temas tratados, la altura de las colaboraciones, la relevancia intelectual de los autores y el número de páginas- es el resultado de la confluencia de diversas iniciativas académicas que, a modo de diálogo dirigido por la sagacidad de José Andrés Gallego, giran en torno al análisis de las cuestiones más relevantes de nuestro tiempo. Y su mismo título es el elixir destilado por los mecanismos de un esfuerzo intelectual que ambiciona sintetizar la riqueza de las reflexiones reunidas.

 

Estos trabajos, impulsados años atrás por la Universidad Católica San Antonio de Murcia, la Asociación La Rábida y la Asociación para el Estudio de la Doctrina Social de la Iglesia, son el resultado, en “blanco sobre negro”, de unas reflexiones que no debieran perderse en las bibliotecas: ojalá nutrieran, con su propuesta de vida y sabiduría, al cuerpo militante de la Iglesia española en su diálogo con el mundo actual en aras de la sociedad común.

 

Desde tales premisas no pretendemos, por tanto, resumir los contenidos del libro, ni siquiera algunas de sus conclusiones más relevantes; no en vano son muchos, y profundamente analizados, los temas elaborados por estos intelectuales. Diagnóstico de nuestro siglo; papel de las nuevas vanguardias; la belleza como epifanía del ser; el itinerario intelectual de una de las figuras más relevantes de nuestra época, Karol Wojtila; antropocentrismo y teocentrismo; el presente vacío cívico; la tensión entre particularismos y universalismos; presencia y “muerte” de Dios hoy; un revolucionario ecologismo “teocentrismo” y por tanto humanístico; la bioética; esperanza, racionalidad y libertad; amor; muerte…

 

Igualmente relevante –al igual que los temas tratados- es la relación de autores participantes, además del director mencionado: Mª Pilar Ferrer, Urbano Ferrer, Eudaldo Forment, Abelardo Lobato, Alfonso López Quintás, Higinio Marín, Pablo Martínez de Anguita, Luis Núñez Ladevéze, Alfonso Pérez de Laborda, Aquilino Polaino, Antonio Ruiz Retegui (†), Manuel de Santiago, Armando Seura, María del Rocío Oviedo y María Dolores Velarde.

 

La obra gira en torno al relativismo que nos marca -cotidiana y vitalmente- y que, a decir de los presentadores de la obra, “es una especie de anemia mental y moral, que prospera sobre todo cuando, durante generaciones, no se ha educado en el valor de la verdad y la libertad, en la dificultad de las cuestiones humanas, en virtudes como la lealtad, la valentía, el sentido de la responsabilidad. De este modo se crea un curioso híbrido entre capricho individual y sometimiento a los tópicos masivos de la publicidad, el marketing o las opiniones de moda” (página 12).

 

Pero siendo el relativismo el soporte de partida, adecuadamente diseccionado, son confrontadas alternativas concretas y modelos a los que seguir. Subyaciendo en tal debate, como siempre, la educación, el sentido religioso y la propuesta cristiana; mejor, diríamos, católica.

 

Y si usted es amante de los libros, también éste aporta su “plus” estético: papel de excelente calidad y suave color, tapas negras plastificadas, atractiva austeridad formal –en definitiva- coherente con sus contenidos.

 

Nuestra enhorabuena a su impulsor, Fernando Fernández Rodríguez, al editor, a los coautores, y a todas las personas que lo han hecho posible.

 

(*) José Andrés-Gallego (ed.). Fundación Universitaria San Antonio y AEDOS, Murcia, 2006, 587 páginas.

 

Revista digital Arbil, Nº 106, agosto de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres