Blogia
Crónicas navarras de Fernando José Vaquero Oroquieta

Entrevistamos a José Antonio Herrero Crespo, un editor que arriesga

La veterana Grafite Ediciones, especializada en el libro religioso católico, y dentro de su aventura editorial orientada hacia la Historia y la actualidad, ha sido artífice de este atrevido lanzamiento editorial. Entrevistamos a su fundador e impulsor.

A José Antonio Herrero Crespo, vizcaíno de raíces aragonesas y fundador de Grafite Ediciones, ya lo entrevistamos hace unos meses –y extensamente- en esta misma publicación digital. Pero la ocasión, es decir, el lanzamiento del libro La tregua de ETA: mentiras, tópicos, esperanzas y propuestas, exigía hacerlo de nuevo. 

Pregunta: Especializado en “libro religioso”, usted se lanzó a un auténtico “combate cultural” con su “Biblioteca de Historia”. ¿Se arrepiente de haber realizado esa apuesta? 

Respuesta: No, en absoluto. Pero, ante todo, permítame decirle que con esta colección no pretendo solamente entrar en un combate cultural sino, principalmente, en una recuperación de nuestras raíces. 

P.: ¿No es un poco temerario editar un libro sobre la llamada tregua de ETA? Imagínese que se rompe, ¿perdería, este texto, en tal supuesto, todo su interés? 

R.: ¿Hay en España (con perdón) algún ingenuo que piense que no se va a romper la tregua, que ETA va a dejar de matar? Aunque se le diera Navarra, se les diera la independencia y se les diera todo, absolutamente todo lo que piden, seguirán matando. Cuando el año 1975 murió Franco y vino la “transición” hubo una amnistía, salieron muchísimos a la calle y los “demócratas” dijeron: bueno ya hay democracia, chicos, dejad de matar: Hasta entonces habían asesinado una cincuentena de personas, desde entonces más de ochocientas. Si se les da lo que quieren, empezará a asesinar a no nacionalistas, como hasta ahora, y empezarán con los nacionalistas. Solamente dejarán el terrorismo si ellos pueden gobernar, instaurando un régimen comunista y entonces ejercerán el terrorismo legal desde el propio estado. Y esto no es una opinión, es lo que hemos vivido aunque nadie quiera recordarlo 

P.: Seguramente se trata de una obra pionera. Habiéndose elaborado en un plazo tan breve y cuando todavía se desconocían muchos aspectos que han ido difundiéndose al respecto, ¿no ha apostado muy fuerte, arriesgándose a quedar “superado”? 

R.: Aquí hemos apostado sobre seguro, desgraciadamente. Ojalá me hubiera quedado superado porque estos individuos hubieran mostrado un verdadero arrepentimiento de todas las barbaridades que han cometido, pero es tan improbable... 

P.: Los libros de carácter colectivo, se suele decir, no tienen la misma difusión ni aceptación que las obras de un único autor. ¿Por qué ha optado por esta fórmula? 

R.: Porque aquí están experiencias, sentimientos, sufrimientos, esperanzas y anhelos de muchas personas, unas conocidas y otras anónimas pero todas con un mismo sentimiento: no me dejaré engañar. Y puede haber muchos españoles, y sin duda los hay, que se sentirán identificados con uno o con otro. 

P.: ¿Por qué recurrió a escritores vinculados, en mayor o menor medida, a Foro El Salvador y Foro Arbil y no, por ejemplo, al Departamento de Humanidades de una universidad? 

R.: También hay universitarios y algunos de prestigio, pero yo aquí no quería que apareciera la erudición ni el buen hacer de nadie, sin especialmente os sentimientos y eso, lo hacen personas desde un Foro, como Arbil o El Salvador, o desde la experiencia como Jaime Larrínaga o cualquiera de las víctimas. 

P.: ¿Qué le ha impulsado editar este libro? ¿Acaso “ser el primero”, un impulso ético, una convicción política, un criterio mercantilista…? 

R.: Ante todo ha sido un impulso de gritar “es mentira” y gritarlo a toda España y a toda América y a todo el que quiera escucharlo y especialmente cuando iba teniendo la sensación de que nadie se atrevía a decirlo con total claridad, como si estuvieran esperando a ver que pasa... 

P.: ¿No teme que con libros como éste le coloquen la etiqueta de “conservador” o “políticamente incorrecto”? 

R.: Mire usted, me pueden colocar la etiqueta que quieran. Déjeme decirle: Soy José Antonio Herrero, católico y español, además orgulloso de ser ambas cosas y por lo tanto, políticamente incorrecto. ¿Quiere usted más “etiquetas”?   

Muchas gracias.  

Dirección electrónica de interés:http://www.grafite-ediciones.com/ 

Revista digital Arbil, Nº 105, mayo de 2006, especial dedicado al libro "La tregua de ETA: mentiras, tópicos, esperanzas y propuestas".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres