Blogia
Crónicas navarras de Fernando José Vaquero Oroquieta

“La verdad sobre El Código da Vinci”, en Zaragoza.

Crónica de la presentación, en Zaragoza, del libro “La verdad sobre El Código da Vinci”, ante 250 personas; realizada el viernes 25 de febrero de 2005.

 

                El pasado viernes 25 de febrero de 2005 se presentó en Zaragoza, en la sala de conferencias de Ámbito Cultural de El Corte Inglés, de paseo Independencia, a las 19’30 horas y ante una nutrida concurrencia que llegó a superar las 250 personas, el libro del escritor navarro José Antonio Ullate Fabo, “La verdad sobre El Código da Vinci” (LibrosLibres, Madrid, 2004).

 

                Precedido por una campaña militante (invitaciones escritas a personas y entidades, correos electrónicos, llamadas telefónicas y carteles en calles, parroquias, asociaciones culturales y bibliotecas públicas) que se sumó a la realizada por la entidad que acogía el evento, concurrió un numeroso público que, en palabras de una de las periodistas destacadas en el acto, “era excepcional en el panorama cultural zaragozano”.

 

                Del acto se haría eco, posteriormente, el diario Heraldo de Aragón, dedicando media página de la sección cultura, el sábado 26, a una entrevista realizada al autor y a otras noticias relacionadas. También se hizo presente una de las televisiones locales y varias emisoras de radio, entrevistándolo igualmente.

 

                Presentó a los ponentes Fernando José Vaquero Oroquieta, crítico de libros de ElSemanalDigital.com y miembro del Consejo de Redacción de “Arbil, anotaciones de pensamiento y crítica”, en lugar del anunciado Álex Rosal, editor de LibrosLibres, quien no pudo acudir por exigencias profesionales de urgencia informativa. Explicó la orientación de la editorial, que acoge temáticas, en alguna manera, “políticamente incorrectas”, al partir de perspectivas de pensamiento “fuerte”. Por ello encaja, perfectamente, aseguró, un libro con las características del presentado: pues se atreve a profundizar en las claves de un imprevisible éxito editorial acorde con la mentalidad dominante, analizándolo desde una perspectiva que parte de la creencia de que es posible tener certeza de algo, siendo cognoscible la verdad; en unos tiempos en que todo es discutible, nada es verdadero y los acuerdos de convivencia son fruto de la conveniencia, la moda y los dictados arbitrarios del poder dominante. Agradeciendo la disponibilidad de Ámbito Cultural, y pidiendo excusas a los asistentes, pues su nutrida asistencia hacía incómoda la asistencia al acto al permanecer en pie la mayoría de ellos, dio paso a los dos conferenciantes.

 

                Miguel Antonio Franco Garza, párroco de tres localidades próximas a Calatayud, y Licenciado en Historia de la Iglesia, expuso durante casi 40 minutos, una aproximación al tema desde la incuestionable naturaleza histórica de los evangelios, el impacto de algunos aspectos de los evangelios apócrifos en la piedad tradicional (lo que desmiente la voluntad supuestamente ocultadora de la Iglesia) y su manipulación por ocultistas de todo tipo. Recordó el tipo de comunidad nacida como consecuencia de la resurrección de Jesucristo y la fidelidad a tales hechos históricos constitutivos de la Iglesia. Frente a esta actitud, expuso las ideas básicas de las corrientes gnósticas, tan presentes en el “culto a la diosa” base argumental de la novela de Dan Brawn, insistiendo en la figura histórica de Jesucristo, frente a las invenciones de gnósticos, esoteristas, y ecofeministas vinculados con la “teología feminista”. Una brillante intervención muy aplaudida por el público.

 

                José Antonio Ullate Fabo, autor del libro, periodista y Licenciado en Derecho, se centró en el origen del mismo y en las tres partes en que se divide. Partió de la existencia de dos tramas superpuestas en la cuestionada novela: la propiamente narrativa, desarrollada en 24 horas, y la pseudohistórica que propone una verdadera alternativa espiritual contraria a los fundamentos de la fe católica. Recordó la importancia, en la formación del criterio cultural y moral de la persona, de las lecturas recreativas y ocasionales, precisamente al realizarse en momentos en que la persona se encuentra con “la guardia bajada” intelectualmente, por lo que es más sencillo e imperceptible su infiltración en el juicio de la misma. Recalcó la pérdida de vigor público de los católicos, quienes en gran número desconocen los fundamentos de su fe, asistiendo impasibles a todo tipo de insultos y agravios hacia la Iglesia. También insistió en la importancia del empleo de la razón frente a los irracionalismos, entre ellos el pseudo religioso, que se abren paso cuando la religión católica es apartada.

 

                Un interesante diálogo, que alcanzó niveles de debate y abierta discrepancia en alguna intervención, cerró un acto estimulante para todos los participantes. Varias decenas de personas aprovecharon para pedir al autor firma con dedicatoria en algunos de los numerosos libros que se vendieron a lo largo del acto.

 

Finalmente, un grupo de amigas y amigos zaragozanos acompañaron a los ponentes en un céntrico restaurante, donde repusieron fuerzas, dando cuenta de un elegido “menú de vigilia”.

 

                Uno de los asistentes, histórica personalidad del catolicismo social aragonés, entusiasmado por el desarrollo del acto, comentó que este tipo de actuaciones culturales, con una identidad católica, eran muy necesarios; saliendo del estrecho marco de parroquias y centros católicos. Efectivamente, constituyó una oportunidad de misión y de diálogo con otras sensibilidades culturales en un reconocido foro público. Ello es posible. Existen recursos públicos y privados a los que los católicos, por falta de imaginación o de audacia, renuncian a priori. Y el debate cultural, desde una pertenencia católica, requiere romper las barreras que, en ocasiones, los propios católicos han levantado.

 

Una ocasión, en definitiva, para el agradecimiento y la reflexión enfocada a la acción.

 

 

Arbil, anotaciones de pensamiento y crítica, Nº 90, febrero de 2005.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres